jueves, 22 de diciembre de 2016

MARIANO DE TALAVERA Y GARCÉS



Mariano de Talavera y Garcés nació el 22 de septiembre de 1777, en Santa Ana de Coro, Edo. Falcón. Hijo de Andrés de Talavera Pérez y de Josefa Garcés de la Colina.
Estudió en la Real y Pontificia Universidad de Caracas; luego el 8 de diciembre de 1797 obtuvo el grado de Maestro en Teología; y tres años más tarde el doctorado en Teología.
Estuvo en el curato y vicaría de Barinas y posteriormente recibió orden de trasladarse a Mérida como secretario del cuarto obispo de aquella diócesis. Redactó la primera Constitución Federal y firmó el decreto de erección del Colegio Real de San Buenaventura en Universidad y juramentar como Rector vitalicio de la misma al obispo Santiago Hernández Milanés. Tras la pérdida de la Primera República, trató de refugiarse en Nueva Granada, Colombia pero allí fue arrestado por los realistas y enviado a las bóvedas de la Guaira, Edo. Vargas, donde permaneció hasta 1815, cuando fue favorecido por un indulto del oficial español Pablo Morillo. Luego viajó a Coro y allá se residenció varios años. Cuando los patriotas ocuparon Maracaibo, Edo. Zulia, aprovechó una imprenta y editó el semanario “El Correo Nacional”, primer periódico zuliano (1821-1822) y el “Concordia del Zulia”. En 1823 viajó a Bogotá, Colombia como diputado al Congreso de la Gran Colombia en representación de la Provincia de Coro y al siguiente año, el General Francisco de Paula Santander, vicepresidente encargado de la Presidencia de la República, lo propuso para la vacante de la Catedral de Bogotá. En 1827 presidió la Cámara de Diputados y ese mismo año, el Congreso de Colombia lo postuló ante el Vaticano para ocupar la vacante episcopal de Guayana, pero el Papa León XII, en diciembre de 1828, lo preconizó sólo Obispo de Trícala (como obispo, el título es honorífico) y Vicario Apostólico de Guayana. Se posesionó de la Diócesis de Guayana el 8 de marzo de 1830. Luego el episcopado venezolano se negó a jurar la nueva Constitución (1830), por lo que fueron expulsados del territorio nacional los prelados Ramón Ignacio Méndez, de Caracas; Buenaventura Arias, de Mérida y él. Superadas las divergencias el epizcopado retornó a Venezuela en 1832, a Caracas. Después regresó a Angostura, Edo. Bolívar, y fue recibido por el gobernador Ramón Contasti, respaldado por Tomás de Heres, comandante de Armas y héroe de la independencia. Es oportuno aclarar que Guayana en ese momento estaba dividida en dos bandos políticos: los liberales (Filántropos), dirigidos por Juan Bautista Dalla Costa, y los conservadores (Antropófagos), liderados por el General Tomás de Heres. Cuando Tomás de Heres fue asesinado el 9 de abril de 1842 de un disparo, Monseñor de Talavera estaba de visita, y el cuerpo herido del General cayó en sus brazos. Posteriormente renunció al cargo que ejercía en Angostura y ya aceptada su renuncia, se fue a vivir a Caracas en 1842. Posteriormente apoyó un movimiento que ya se había puesto de manifiesto con la llegada de Rafael Urdaneta y José Laurencio Silva, dirigido a sustituir el nombre de Angostura por el de Ciudad Bolívar, Edo. Bolívar, en homenaje al Libertador Simón Bolívar, cuyos restos iban a ser trasladados ese año de Santa Marta, Colombia a Caracas.
Con la llegada al poder del General Carlos Soublette a la presidencia de la República, Monseñor de Talavera, por decisión del Congreso Nacional, hoy Asamblea Nacional, pasó a formar parte del Consejo de Estado. En 1855 fundó el semanario “Crónica Eclesiástica”.
Monseñor Mariano Talavera y Garcés falleció en Caracas, el 23 de diciembre de 1861.

Lic. Sonia Verenzuela T.
2016
FUENTES CONSULTADAS

ICONOGRAFÍA
Efemérides Venezolanas

No hay comentarios:

Publicar un comentario