domingo, 1 de octubre de 2017

JOSÉ PRUDENCIO PADILLA



 José Prudencio Padilla López nació en Riohacha, La Guajira, Colombia, el 19 de marzo de 1784. Hijo del carpintero y constructor de embarcaciones Andrés Padilla de Sabanalarga, jamaiquino y Josefa Lucía López, descendiente de guajiros. Pardos.
Contrajo nupcias con Ana Romero, y el enlace no tuvo descendencia.
En 1803, ingresó a la Real Armada española del Nuevo Reino de Granada, Colombia. Participó en la batalla de Trafalgar, el 21 de octubre de 1805, en el navío español, San Juan Nepomuceno, en el cabo Trafalgar, España, combate de la guerra anglo-española (1804-1809) y tras perder fue hecho prisionero, amnistiado y liberado en 1808; dos años después, estuvo en abril de 1811 en el levantamiento del pueblo de Getsemaní, en Cartagena, Colombia, que se suscribió a la independencia, el 11 de noviembre. Luego, desde 1812 participó en la lucha contra los realistas en las provincias de Santa Marta y Riohacha. En 1813 conoció a Simón Bolívar (1783-1830) y en 1814 luchó en la acción naval de Tolú y con el cañonero republicano “Concepción” derrotó a la fragata española "Neptuno". En 1815 fue encarcelado, acusado de traición por el oficial caraqueño Mariano Montilla (1782-1851); año en el que Fernando VII retornó al trono español y ordenó la reconquista de la Nueva Granada y la Capitanía General de Venezuela. Después Padilla fue liberado y defendió Cartagena, sitiada 106 días, lugar que finalmente sucumbió por causa de la hambruna; y Padilla escapó en una goleta y llegó a Los Cayos de San Luis, Haití, donde luego arribó Bolívar, procedente de Jamaica; y se organizó la expedición que zarpó de Los Cayos el 31 de marzo de 1816. Presente en la batalla naval de Los Frailes, del 2 de mayo y el desembarco de Carúpano, el 1 de junio. Cuando Bolívar regresó a Haití por la acción de Francisco Tomás Morales, Padilla se quedó en Venezuela y se unió a las tropas del general curazoleño Manuel Piar (1774-1817), quien posteriormente fue acusado de intento de sublevación y murió fusilado; como dato curioso, Padilla fue seleccinado por Bolívar para mantener la disciplina de las tropas integrada de pardos, negros, mestizos e indios, sustituyendo a Piar.
Entre los años 1817 y 1819, ejerció el mando en expediciones en el Orinoco y el Atlántico. En 1819 participó en la campaña de Casanare, transportando tropas y material de guerra. El 12 de marzo de 1820 como segundo al mando, estuvo en la toma de Riohacha, así como en las batallas de la Laguna Salada, Pueblo Viejo, Tenerife, La Barra, Ciénaga de Santa Marta y San Juan.
En enero de 1821 tropas patriotas bajo el mando de Mariano Montilla y la escuadra que comandaba Padilla, iniciaron el sitio terrestre y marítimo de Cartagena y el 4 de mayo la flota de Padilla entró a la bahía de Cartagena y el 24 de junio, la Noche de San Juan, donde su escuadra derrotó a la armada realista, logrando su rendición el 1 de octubre, quedando así Cartagena en poder de los patriotas neogranadinos. Posteriormente fue designado comandante general del Tercer Departamento de Marina y de la Escuadra de Operaciones del Río Zulia; y en 1823 fue seleccionado para dirigir la campaña de Maracaibo desde Riohacha, al mando de cinco bergantines, siete goletas, y diecisiete embarcaciones. El 24 de julio de 1823, Padilla venció al enemigo frente al castillo de San Carlos, en la batalla naval del Lago de Maracaibo, con lo que se apoderó del lago, conviriténdose en héroe de la batalla naval, se le otorgó una medalla de oro, una pensión anual, y recibió la comandancia de la Marina del litoral. Esa gloria alcanzada no evitó la acusación en su contra ante el presidente encargado de Colombia, el militar cucuteño Francisco de Paula Santander (1792-1840), sobre las supuestas intenciones de generar una guerra de razas, sin embargo, fue eximido de culpas y recibió el cargo de senador de la República de Colombia en 1822. Años más tarde, específicamente en 1826, cuando Bolívar redactó una nueva constitución, Padilla apoyó el proyecto; y dos años más tarde fue hecho prisionero, y llegó a Bogotá el 26 de mayo y estuvo en prisión hasta los acontecimientos de la Conspiración Septembrina, el 25 de septiembre de 1828, atentado contra Bolívar. Luego fue sentenciado el 2 de octubre de 1828, por órdenes de Bolívar, a la pena capital, despojado públicamente de sus insignias militares, fusilado en la Plaza de la Constitución, hoy Plaza de Bolívar,  y llevado a la horca, por su participación en aquel atentado.
Como dato curioso se debe indicar que el 1er. Almirante de Colombia, el riohachero José Prudencio Padilla fue el pardo que obtuvo mayores glorias en la nueva república. Los restos del Almirante Padilla reposaron en la Iglesia de San Agustín de Bogotá y fueron exhumados el 4 de julio de 1923 a la Catedral Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha.


Lic. Sonia Verenzuela T.
2017
FUENTES CONSULTADAS
Pinedo, Helión (1970): Biografía del Almirante Jose Prudencio Padilla. Mora.

ICONOGRAFÍA


1 comentario: