viernes, 19 de agosto de 2016

RAFAEL RANGEL ESTRADA


Rafael Rangel Estrada nació en Betijoque, Edo. Trujillo, el 25 de abril de 1877. Hijo de Eusebio Rangel Moreno y de Teresa Estrada. Al morir la madre, su padre se casó de nuevo, con María Trinidad Jiménez, quien lo crió.
En el año 1904, Rangel inició una relación amorosa con Ana Luisa Romero, con quien tuvo 2 hijos: Ezequiel y Consuelo.
Estudió en el Seminario Diocesano de Mérida, donde recibió clases de teología. Posteriormente se fue a Maracaibo, Edo. Zulia e ingresó en el Instituto Maracaibo; seguidamente se inscribió en el curso de francés de la Universidad del Zulia, y se graduó de Bachiller en Filosofía en 1896; luego viajó a Caracas para estudiar medicina en la Universidad Central de Venezuela (UCV).
Rangel, mientras estudiaba el segundo año de medicina en la UCV, recibió lecciones de clínica médica por parte del doctor Santos Aníbal Dominici en el Instituto Pasteur de Caracas en 1900, y fue su asistente en el Hospital Vargas.
Rangel sufrió tuberculosis pulmonar, y para su recuperación EL Dr. Dominici recomendó que viajara a su pueblo natal hasta su recuperación; posteriormente al recuperarse regresó a Caracas y se reincorporó nuevamente a su trabajo. A principios de 1897, fue nombrado asistente del laboratorio del Dr. José Gregorio Hernández.
El 18 de febrero de 1902, Rangel fue nombrado primer director del laboratorio de histología y bacteriología del Hospital Vargas. Cipriano Castro, equipó el laboratorio con microscopios y otros insumos; siguió con sus investigaciones acerca de la parasitología, y además utilizó como consultorio para dar soluciones terapéuticas. Entre 1904 y 1909, fue tutor de un total de dieciséis tesis médicas.
Para finales de 1904, se trasladó a los llanos venezolanos, donde logró establecer la causa del parásito Trypanosoma evansi. Posteriormente, en 1906 y 1907, viajó a Coro, Edo. Falcón, y dio con el diagnóstico preciso del Ántrax. Además investigó el agente infeccioso del Bacillus anthracis.
En marzo de 1908, un doctor en La Guaira, Edo. Vargas, observó un caso médico que diagnosticó como peste bubónica, que al ser informado al entonces presidente Cipriano Castro, y por sugerencia de un miembro de su gabinete, envió a Rangel a investigar y dar solución; él con el propósito de erradicar la peste, solicitó la quema de los ranchos de las personas afectadas, ya que el presidente Castro se encargaría de su indemnización. Además se cerró el Puerto de La Guaira, y se tomaron medidas para que la enfermedad se propagara a otras ciudades como Caracas. Para mediados de mayo, la peste casi había sido erradicada y se abre nuevamente el puerto; en julio, fueron dadas de alta los últimos pacientes y a fines de noviembre de de ese mismo año, Castro viajó a Europa para someterse a una intervención quirúrgica, y el general Juan Vicente Gómez aprovechó y dio un golpe de Estado, y asumió la presidencia del país. Con el cambio de gobierno, la quema de los ranchos y la indemnización quedaron suspendidas, causándole problemas a Rangel, quien no disponía con los recursos para la construcción de las casas, y además fue acusado por Gómez de malversar los fondos que Castro le había asignado para la campaña sanitaria. A eso se le sumaron quejas por no haber diagnosticado a tiempo la peste. Y para tornar más grave su situación le fue negada una beca para ir a estudiar medicina tropical en Europa, por el color moreno de su piel. Estos acontecimientos, le causaron una fuerte depresión, sin embargo, Rangel continuó con sus investigaciones; y realizó un análisis para explicar la causa de la enfermedad del banano.
Al final de su vida Rangel estuvo distraído; un día antes de su muerte, invitó a estudiantes del Hospital Vargas a una ponencia, la cual se convertiría su último trabajo científico. Mientras intentó explicar las láminas acerca de la Micetoma a través del microscopio, tuvo una decaída, y comenzó a llorar.
En la tarde del 20 de agosto de 1909, Rangel se dirigió a su laboratorio y realizó una mezcla de cianuro de potasio y vino, y la ingirió. Cerca del laboratorio se encontraban los doctores Domingo Luciani, José Rivas y J. M. Salmeron Olivares, quienes al escuchar los gritos de agonía corrieron a ver que pasaba y hallaron a Rangel agonizando. Luciani le preguntó qué había bebido y Rangel respondió: cianuro potásico; pero minutos después tras esfuerzos para salvarle la vida, falleció.
Realizó los siguientes trabajos científicos: Teorías del sistema nervioso (1901); Etiologías de ciertas anemias graves en Venezuela; La anquilostomiasis en Venezuela; Estudios sobre Anquilostomo Duodenal; La Uncinaria Americana Stiles (1904); Larvas cutículas de América; Nota preliminar sobre la peste boba y la derrengadera de los equídeos de los Llanos de Venezuela (1905); Apuntaciones bibliográficas. Contribución al estudio de la fiebre amarilla en Venezuela, por Juan Manuel Iturbe, interno del Hospital Vargas; Informe presentado por la comisión encargada de analizar los casos de tuberculosis tratados por el suero de Maragliano en el Hospital Vargas; Primeras observaciones experimentales sobre el carbunclo bacteridiano de Venezuela I y II. El grito de las cabras; Nota sobre la Bronquitis Vertiginosa de los bovinos; Notas sobre el Tratamiento quirúrgico de la forma bubónica de la peste.
Fue embalsamado por el doctor Razetti y velado en la capilla del Hospital Vargas, e iban a ser inhumados el 21 de agosto en Cementerio General del Sur, sin embargo, tras una fuerte lluvia se postergó para el día siguiente; sin embargo se registró la sepultura el 21 de agosto de 1909. El 20 de agosto de 1977, en el centenario de su natalicio, se llevó a cabo su inhumación en el Panteón Nacional, después de haber sido trasladado desde Betijoque por vía aérea hasta Maiquetía, según decreto N.° 2104 de fecha de 29 de marzo 1977, publicado en Gaceta Oficial N.° 31211 del 11 de abril de 1977.


Lic. Sonia Verenzuela T.
2016
FUENTES CONSULTADAS
Alegría, Ceferino (1973). Rafael Rangel. Caracas: Universidad Central de Venezuela, Cátedra de Historia de la Medicina.
Mudarra, Miguel A. (1977). Vida y obra del sabio Rafael Rangel. Lección Magistral Caracas: Ministerio de Educación.
Beaujón, Oscar (1977). Rafael Rangel en la inmortalidad : discurso pronunciado en la Plaza Rangel de Betijoque el 25 de abril de 1977. Caracas.
Giménez de Mendoza, Leonor (1988). Diccionario de historia de Venezuela / [3] P - Z. Caracas: Ex. Libris (responsabilidad: Fundación Polar). OCLC 165522419.
ICONOGRAFÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario