martes, 25 de octubre de 2016

MIGUEL OTERO SILVA



Miguel Otero Silva nació en Barcelona, Edo. Anzoátegui, el 26 de octubre de 1908. Hijo de Henrique Otero Vizcarrondo y de Mercedes Silva Pérez.
Contrajo nupcias en 1946 con la activista cueña María Teresa Castillo. El matrimonio tuvo 2 hijos: Mariana y Miguel Henrique.
Cursó la Primaria en el San José de Los Teques, Edo. Miranda y la Secundaria en el Liceo Caracas. En 1924 estudió Ingeniería Civil en la Universidad Central de Venezuela, y se graduó y luego en 1949, egresó de periodista en la prestigiosa casa de estudios.
Estuvo en el exilio en Curazao en 1929; formó parte del grupo de 39 hombres bajo el mando de Rafael Simón Urbina que asaltaron el fuerte Ámsterdam de Willemstad y apresaron al gobernador holandés Leonard Albert Fruytier, luego se embarcaron en el vapor estadounidense Maracaibo, llevándose al gobernador Fruytier de rehén e invadieron a Venezuela por La Vela de Coro, Edo. Falcón, para intentar derrocar a Juan Vicente Gómez, aquella empresa fracasó y huyó a Colombia.
El 8 de agosto de 1937 fue uno de los 17 delegados que participaron en la 1ra. Conferencia Nacional del Partido Comunista de Venezuela. Fue marxista.
Usó el seudónimo Miotsis para escribir artículos satíricos en el periódico Fantoches y la revista Caricaturas. Fundó el semanario humorístico El Morrocoy Azul (1941), junto con Francisco José “Kotepa” Delgado y el caricaturista Claudio Cedeño. Al regresar del exilio fundó el semanario de izquierda, Aquí está (1942). Junto a su padre fundó el periódico El Nacional, que comenzó a circular el 3 de agosto de 1943. Fue presidente de la Asociación Venezolana de Periodistas. Su inclinación por la revolución cubana le ocasionó la enemistad del gobierno de Rómulo Betancourt, quien presionó para que dejara la dirección del periódico. Impulsó la creación del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes (INCIBA) (1969), luego conocido como el Consejo Nacional de la Cultura (CONAC).
Sus novelas son: Fiebre (1939), Casas Muertas (1955), Oficina Nº 1 (1961), La muerte de Honorio (1963), Cuando quiero llorar no lloro (1970), Lope de Aguirre, príncipe de la libertad (1979) y La piedra que era Cristo (1985); autor de los siguientes poemas: Agua y cauce: poemas revolucionarios (1937), 25 poemas (1942), Elegía coral a Andrés Eloy Blanco (1959), La Mar que es el Morir (1965), Las Celestiales (1965) y Umbral (1966). Legó los siguientes textos: México y la revolución méxicana : un escritor venezolano en la Unión Soviética (1966), Florencia: ciudad del hombre (1974), Ocho palabreos (1974), Obra humorística completa (1977), Prosa completa: opiniones sobre arte y política (1977), y Un morrocoy en el infierno: humor... humor... humor (1982).
Recibió los siguientes galardones: Premio Nacional de Literatura (1955-1956) por la novela Casas Muertas; el Premio de Novela Arístides Rojas; el Premio Nacional de Periodismo (1958) y el Premio Lenin de la Paz (1979) de parte de la Unión Soviética.
Estuvo en el mundo de la política, siendo senador por el Edo. Aragua en diciembre de 1958; y le gustaba coleccionar piezas de arte. Le gustaban las carreras de caballo. Fanático del beisbol. Vivió en Curazao y México en ciertas etapas de su vida y ejerció el periodismo en España, Francia y Bélgica (1930-36). Estuvo en prisión en la época gomecista y durante el perezjimenismo (1958).
El escritor, humorista, periodista, ingeniero y político Miguel Otero Silva falleció en Caracas, el 28 de agosto de 1985.

Lic. Sonia Verenzuela T.
2016

FUENTES CONSULTADAS

ICONOGRAFÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario