viernes, 1 de enero de 2016

AGUSTÍN AVELEDO TOVAR



Agustín Aveledo Tovar nació en Caracas, Venezuela, el 1° de enero de 1837. Hijo de Ramón Aveledo Díaz y Adelaida Tovar Gallegos. Su hermana Matilde, fue la 2da. Esposa del abogado, docente y educador Manuel María Urbaneja, maestro de Agustín.
Contrajo nupcias con Isabel Rosalía Urbaneja y España; hija de Manuel María Urbaneja, convirtiéndose en su yerno y cuñado a la vez.
El matrimonio entre Agustín Aveledo y Isabel trajo al mundo 5 hijos: Ramón, Manuel Guillermo, Agustín, Adelaida y Eduardo.
Sus estudios primarios los realizó en el Colegio El Salvador del Mundo, dirigido por Juan Vicente González, y luego en el Roscio de Juan José Aguerrevere. Se graduó de ingeniero civil en la Academia de Matemáticas en 1855 y de licenciado en filosofía aquel año; siendo doctor en filosofía en 1880, egresado de la Universidad Central de Venezuela.
Desde joven se dedicó a la docencia y fundó diversas instituciones de índole educativo y de profundo contenido social y humanitario, tales como, el Colegio Santa María, en 1859, junto con el médico y filólogo Ángel E. Ribas Baldwin; la Sociedad de Ciencias Físicas y Naturales de Caracas, en 1868 junto con Adolfo Ernst, Arístides Rojas, Rafael Villavicencio, Gerónimo Eusebio Blanco, Teófilo Rodríguez, Jesús Muñoz Tébar y otros; el Asilo de Huérfanos de Caracas (24-07-1878), el primero en la capital; fue presidente de la Junta de Instrucción Pública del Distrito Federal, que instaló el 21 de marzo de 1893. Luego participó en la instalación del Colegio de Ingenieros de Venezuela, cuya presidencia desempeñó en los lapsos 1869-81; 1888-95; y 1899-1922. Entre sus labores filantrópicas, fue Presidente de El Tributo a los Pobres, asociación civil que se encargó del entierro de los desheredados y de todos aquellos que necesitaban asistencia médica.
Fue director de la Escuela de Ingeniería en 1903. El 7 de diciembre de 1905, sus alumnos al conocer que el insigne Agustín Aveledo no tenía casa propia, le regalaron una, ubicada en la Avenida Sur 11, Cipreces a Hoyo, en Caracas; en aquella casa vivió hasta su muerte.
Agustín Aveledo fue redactor y colaboró en la emisión de revistas científicas y periódicos tales como, la Revista Científica (enero-abril 1862); la Vargasia; y los diarios, La Opinión Nacional, El Tiempo y La Religión.
Estuvo interesado por las ciencias naturales y participó en excursiones de interés científico junto con Adolfo Ernst y Manuel Vicente Díaz a la Silla de Caracas, y el pico de Naiguatá, en el cerro el Ávila (Waraira Repano); en esta última se encargó de llevar la parte de hipsometría, meteorología y física, determinando que la altura del pico de Naiguatá es de 2.782 metros. Cuando entró en funcionamiento el Laboratorio del Colegio de Ingenieros de Venezuela, fue el responsable junto con Alejandro Ibarra, de llevar el registro de temperatura, humedad y lluvias, siendo pionero en realizar esta actividad en el país.
Desempeñó cargos públicos; siendo designado Ministro de Fomento el 5 de diciembre de 1869, por el General José Ruperto Monagas, cargo al que renunció el 5 de enero de 1870, en vista de la tensa situación política reinante en el país en aquel entonces. Fue comisionado para la modificación de la Ley de Instrucción Pública y el Código de Instrucción Pública.
El ingeniero y educador caraqueño Agustín Aveledo Tovar falleció en Caracas, el 5 de julio de 1926.

Lic.  Sonia Verenzuela T.

2015

FUENTES CONSULTADAS:

Aveledo Morasso, Luis Eduardo: El licenciado Agustín Aveledo, “Prócer de la paz”, una visión de dos facetas de su vida: la de educador y filántropo. Universidad Católica Andrés Bello y Universidad Monteávila, Caracas, 2002.



ICONOGRAFÍA – FOTOGRAFÍA:

www.ivic.gob.ve

No hay comentarios:

Publicar un comentario