jueves, 20 de abril de 2017

KARL OTTO MEYER BALDÓ



Carlos Otto Meyer Baldó: Karl Otto, nació en Maracaibo, Edo. Zulia, el 21 de abril de 1895. Hijo del alemán Johannes Ludwig Karl Meyer Groeve, comerciante de café; y de la cucuteña María Amelia Baldó Jara. Era el quinto de nueve hermanos: Amelia Sofía, Enriqueta, María Luisa Trinidad, Inés Sofía, Elsa, Sofía, Ana Teresa y Enrique.
No se casó. No tuvo descendencia.
La familia Meyer Baldó de Maracaibo se mudó a Caracas y luego a Hamburgo, Alemania, donde en 1914 culminó su educación básica y entró en la Gran Guerra (Primera Guerra Mundial) el 28 de julio, y decidió presentarse como cabo, Gefreiter, voluntario en el ejército alemán; luego fue a la escuela de caballería de Wandbeck, de donde fue rechazado por su origen latino. Después junto con su padre, demostró ser también alemán; y fue destacado al 3° Escuadrón (3. Eskadron) del Regimiento de Caballería Dragones Nr.9 (Dragoner Regiment König Karl I Von Rumänien Nr.9), y transferido al frente oriental contra los rusos en noviembre de 1914 donde permaneció hasta el 18 de febrero de 1916, cuando su Regimiento fue transferido a Silesia, Polonia. Ascendió a Teniente de Reserva, y le fue conferida la Cruz Hanseática por valor en combate. Posteriormente, en 1916, se interesó por las aeronaves militares y solicitó entrar en la escuela de aviación del Ejército alemán, Luftstreitkräfte, donde fue incorporado tras completar su entrenamiento, el cual culminó en enero de 1917 y fue enviado al escuadrón de reconocimiento de artillería Flieger Abteilung 201 en donde inició misiones de reconocimiento en el frente occidental. Este servicio le valió una mención especial del comandante de la 15.ª división de infantería y la Cruz de Hierro de 2da. clase. Es interesante acotar que a fines de junio de 1917, el Capitán Rittmeister Manfred von Richthofen, El Barón Rojo, Comandante (Geschwaderführer) del Escuadrón de Caza N.° 1 (JG1, Jagdgeschwader Nr.I), que había sido creada apenas el 26 de junio, buscaba pilotos para su Escuadrón de Caza Nr. 11 (Jasta 11, Jagdstaffel Nr.11), y Meyer fue asignado el 1 de julio y se incorporó el día 14 al Escuadrón de Elegidos del Jasta 11, el cual estaba al mando desde el día 11 del Capitán Wilhelm Reinhardt, este escuadrón en donde estuvo asignado Meyer culminó la guerra con 350 derribos, fue el más exitoso de la Luftstreitkräfte.
En diciembre de 1917, Meyer partió a otro escuadrón, el Jasta 4, “el escuadrón negro”, (por una banda negra en espiral que estaba pintada en el fuselaje), allí continuó con sus labores de patrullaje de prueba de nuevos prototipos, el escuadrón formó junto con el 11, el 10 y el 6 la unidad de aviación "El Circo Volante de Richthofen", el JG1.
El 31 de julio de 1917 consiguió su primer derribo mientras patrullaba el cielo sobre Flandern, Bélgica, durante la Tercera Batalla de Ypres. Al mando de su Albatros D.V derribó al biplano inglés RE.8 del Teniente A. J. Longton y el artillero Thomas Carson de la Real Fuerza Aérea. Por su primer derribo se le confirió la copa de honor al vencedor de los combates aéreos. El 14 de agosto obtendría una nueva victoria cerca de Ypres. Su compañero von Richthofen fue derribado en abril de 1918, lo que dejó marcado a todos los pilotos alemanes, luego se repuso y el 28 de junio de 1918 alcanzó su segunda victoria confirmada, el 28 de junio de 1918 en la zona conocida como Corcy, derriba al SPAD S.XIII del As francés René Montrion (de 11 victorias) del Servicio de Aire Francés. Meyer hizo del Jasta 4 su escuadrón más exitoso: su tercer derribo ocurrió el 15 de julio ante un avión SPAD S.XIII. francés. La cuarta victoria sería tres días después, el 18 de julio durante el inicio de la Segunda Batalla del Marne. Victoria que lo conviertó oficialmente en un as de caza tras haber derribado un Sopwith Camel a las 09:30, luego de la cual se retiró de la zona por el fuego antiaéreo al que se vio sometido. Contando un derribo compartido, él consiguió un récord de 7 derribos durante la guerra (cuatro derribos confirmados y tres no confirmados). El 19 de septiembre de 1918 fue enviado como instructor (Fluglehrer) a la Escuela de Escuadrones de Caza Nr. II (JSII, Jagdstaffelschule Nr. II), en Nivelles, Bélgica. En esta unidad, se preparaban los pilotos destinados a los Jastas. Utilizaban aviones como el Fokker D.VI, Pfalz D.III , Fokker Dr.I. Allí estuvo desempeñándose hasta que días antes de finalizar el conflicto mundial, después fue enviado a Alemania, a donde se trasladó con su avión de caza, destinado a realizar labores de defensa y de vigilancia en tierra en Hamburgo, que se encontraba en crisis por la revolución espartaquista que ocurrió desde el 5 hasta el 9 de noviembre de 1918. El 11 de noviembre de 1918, Alemania firmó el armisticio de Rethondes lo que decretó la victoria de los aliados en el conflicto que se extendió por 4 años y que dejó casi 10 millones de combatientes muertos.
Después regresó a su hogar en Wansbeck y tomó las riendas del negocio cafetalero, pero la situación económica no era favorable. Su padre Johannes, enfermó y murió en diciembre de 1921. En 1926 Meyer retornó a Venezuela, y se estableció junto con la familia de su madre en Maracay; y estuvo a cargo de varios negocios. Posteriormente entró en contacto con Florencio Gómez Núñez, hijo de Juan Vicente Gómez, quien fue uno de los promotores, en 1920, del cuerpo aéreo del Ejército venezolano. En 1931 ingresó a la Aviación Militar Venezolana, influenciado por la llegada de la Misión Alemana (1931-1933), que estaba en el país asesorando la reestructuración de este cuerpo aéreo. Meyer quien tenía 14 años sin volar, primeramente fue enviado por decisión de Gómez a Nueva York, EE.UU. para actualizar conocimientos y observar el progreso de la aviación militar norteamericana en LOS campos aéreos Mitchell Field, Roosevelt Field, y Wright Field, entre otros. A finales de ese año volvió y presentó un informe, “Viaje de estudios” y pudo ingresar. Fue designado subinspector e instructor, y además se le reconoció el rango militar de teniente alcanzado en Alemania. Su último vuelo ocurrió El 27 de noviembre de 1933 en Maracay a bordo de un biplano Stearman C-3B y acompañado por el mecánico Héctor Arias (1912-1933), quien había ingresado a la aviación el 15 de junio de 1932. Meyer efectuó varias maniobras, y la aeronave no soportó las piruetas, se deformó el plano superior derecho de la aeronave y se rompió una de sus alas, por lo cual la nave entró en barrena y cayó en espiral en la Avenida Las Delicias de Maracay, Edo. Aragua.
El aviador y as de caza durante la Primera Guerra Mundial, Carlos Otto Meyer Baldó falleció en Maracay, el 27 de noviembre de 1933.

La noticia de su muerte llegó hasta el Gobierno alemán del canciller Adolfo Hitler. El ministro de la aviación alemana, Hermann Göering del partido Nazi, quien fue su “Kamerad” y último comandante en el “Circo Volante”, delegó una comisión a Venezuela presidida por el Barón Wilhem von Birtner, para rendirle honores.
Los restos de Meyer están sepultados en el Cementerio General del Sur en Caracas.
Ganó las siguientes condecoraciones: la Cruz Hanseática (1916); mención especial del comandante de la 15.ª división de infantería alemana (1917); la Cruz de Hierro de 2da. Clase (1917); y la copa de honor al vencedor de los combates aéreos (1917).

Lic. Sonia Verenzuela T.
2017
FUENTES CONSULTADAS

ICONOGRAFÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario