martes, 6 de octubre de 2015

MARÍA ANTONIA BOLÍVAR PALACIOS


María Antonia Bolívar Palacios nació en Caracas, Venezuela, el 1 de noviembre de 1777. Hija de Juan Vicente Bolívar y María de la Concepción Palacios y Blanco. Primogénita de los hermanos Bolívar Palacios: Juan Vicente, Juana, Simón y María del Carmen (murió al poco tiempo de nacer). Al quedar huérfanos, ella y sus hermanos estuvieron bajo la protección del abuelo materno Feliciano Palacios. Posteriormente, según las costumbres de la época, que establecían que las señoritas tenían que casarse a muy temprana edad, contrajo matrimonio el 22 de octubre de 1792 con un primo en tercer grado, Pablo Clemente y Palacios, cuando faltaban pocos meses para cumplir los quince años. Del matrimonio nacieron Josefa (1793), Pablo (1795), Anacleto (1796) y Valentina (1801). La pareja y sus hijos vivían cómodamente en Santiago de León de Caracas, cuando a raíz del recrudecimiento de la Guerra de Independencia, en 1814, deciden radicarse por un tiempo en la Isla de Curazao. En aquellas tierras, la hija más pequeña, Valentina, contrajo nupcias con Gabriel Camacho. Luego, María Antonia viajó luego a la Isla de Cuba. Es oportuno reseñar, que desde el mismo instante que abandonó Venezuela, siempre solicitó ante las autoridades la restitución de sus bienes muebles; lo cual logró, además de serle otorgada una pensión por el Rey Fernando VII en 1819. Un año más tarde, Anacleto, Valentina y su esposo, regresaron a Venezuela. En 1821, María Antonia quedó viuda; y viajó a Filadelfia con Josefa y Pablo a objeto de visitar a Fernando Tinoco Bolívar, su sobrino, quien estudiaba en el país del norte. La hermana mayor del Libertador retornó a Venezuela ese mismo año.
María Antonia significó mucho para su hermano Simón Bolívar durante su infancia y adolescencia; y aunque ella nunca apoyó el movimiento independentista, liderizado por su hermano; la relación entre ellos siempre fue cordial. Luego de la muerte del Libertador, en 1830, María Antonia se encargó de la administración de los bienes familiares. Fue persistente a la hora de solicitar la repatriación de los restos mortales de su excelso hermano. Sus últimos días los pasó en la Hacienda de Macarao, Caracas. Murió el 7 de octubre de 1842, dos meses antes de la llegada de los restos mortales del Libertador Simón Bolívar.

Lic.  Sonia Verenzuela T.
2015


4 comentarios:

  1. Es un hecho la vida de María Antonia Bolivar para comprender los pensamientos del Libertador. Su humildad, ´hábitos primarios por la familia y a su pueblo aunque nunca compartió sus ideas revolucionaria.

    ResponderEliminar
  2. Es un hecho la vida de María Antonia Bolivar para comprender los pensamientos del Libertador. Su humildad, ´hábitos primarios por la familia y a su pueblo aunque nunca compartió sus ideas revolucionaria.

    ResponderEliminar
  3. Es un hecho la vida de María Antonia Bolivar para comprender los pensamientos del Libertador. Su humildad, ´hábitos primarios por la familia y a su pueblo aunque nunca compartió sus ideas revolucionaria.María Oropeza

    ResponderEliminar