viernes, 18 de diciembre de 2015

JOSÉ LEONARDO CHIRINO




José Leonardo Chirino nació en Curimagua, Edo. Falcón, Venezuela, el 25 de abril de 1754. Hijo único de un esclavo de la familia Chirinos y una indígena. Se casó con una esclava, María de los Dolores; tuvieron 3 hijos: María Viviana, Rafael María y José Hilario; quienes fueron vendidos como parte de la sentencia que se le aplicó a José Leonardo por liderizar la insurrección en 1795.
José Leonardo nació libre por ser zambo, y en ciertas oportunidades acompañó al comerciante y síndico procurador de Coro, Edo. Falcón, José Tellería, a realizar viajes de negocios a las Antillas; en uno de los viajes, cuando llegaron a la isla de Haití; Chirino se enteró de los movimientos libertarios en Francia y sus consecuencias en la isla, coordinados por Francois Dominique Toussaint Louverture.
Al regresar a Venezuela se incorporó a un movimiento armado en territorio venezolano, y liderizó el 10 de mayo de 1795, uno de los primeros movimientos preindependentistas; en la serranía de Coro, Edo. Falcón, que tenía como objetivo la abolición de la esclavitud, con la aplicación de “La Ley de los Franceses”: que establecía la creación de una República democrática, donde todos los hombres serían libres; el movimiento insurreccional fracasó y Chirino fue perseguido y hecho preso, lo atraparon porque fue traisionado por un supuesto amigo en agosto del mismo año. La Real Audiencia de Caracas lo condenó a la horca y una vez ejecutada la sentencia el cuerpo de Chirino fue descuartizado el 10 de diciembre de 1796, en Caracas; la cabeza y las manos se colocaron en una jaula de hierro sobre un palo de veinte pies de largo (6 metros) en el camino que salía de Caracas hacia Coro y los Valles de Aragua, y las manos fueron remitidas a Coro, una de ellas se clavó en un palo de la misma altura y se fijó en la inmediación de la aduana llamada de Caujarao, camino de Curimagua, y la otra en la altura de la sierra.
La última medida que se aplicó tras la ejecución fue incluir en el escudo de la ciudad de Coro las tres cabezas degolladas y sangrantes de José Leonardo y sus lugartenientes, como advertencia a quienes tuvieran pensado levantarse contra Dios y el Rey; el cual puede observarse en el actual escudo de la ciudad de Santa Ana de Coro.

.


Lic.  Sonia Verenzuela T.
2015
FUENTE CONSULTADA
Ramos Guédez, José Marcial: Bibliografía y Hemerografía sobre la insurrección de José Leonardo Chirino en la Serranía de Coro, 1795-1995. Universidad Central de Venezuela, 1996.

IMÁGENES:

5 comentarios: