sábado, 7 de noviembre de 2015

LA ESTATUA ECUESTRE DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR


El sábado 7 de noviembre de 1874, fue inaugurada en horas de la mañana la escultura ecuestre del Libertador Simón Bolívar, durante el gobierno del militar y abogado Antonio Guzmán Blanco.

La escultura representa a Simón Bolívar montado sobre su caballo, saludando con un sombrero bicornio, vestido con un traje de batalla; obra esculpida en bronce, con una aleación de 90% de cobre; el monumento está ubicado en la plaza Bolívar, en Caracas, sobre un pedestal de mármol que mide 3 ½ metros de alto, con la inscripción: Nació en Caracas el 24 de julio de 1783, murió en Santa Marta de Colombia, el 17 de diciembre de 1830. Sus restos fueron trasladados a Caracas el 17 de diciembre de 1842; de dos gradas, hecha de piedra sienita de color negro; solicitado a E. Ackermann de la casa Wiessenstadt, de Munich, Alemania, el cual llegó en 34 cajas, a Venezuela en el bergantín Annani el 24 de septiembre de 1874.

La historia en torno al monumento erigido por Guzmán Blanco al Padre de la Patria inició con el decreto del 18 de noviembre de 1872, en el cual el Ilustre Americano ordenó su elaboración; contratando luego los servicios de la Real Fundación de Munich, dirigida por Fernando Von Müller, quien viajó a Venezuela para la colocación de la obra en 1874; de acuerdo al modelo del escultor italiano Adamo Tadolini, cuyo original está ubicado en Lima, Perú; aquella tarea la realizó el hijo del escultor, Escipión Tadolini, pues su famoso padre ya había muerto.


Según la reseña de la época, en el interior de la base del pedestal, Guzmán Blanco colocó una serie de documentos y monedas de plata de la época; una medalla del busto del Libertador; una fotografía del Ilustre Americano Antonio Guzmán Blanco; la colección Historia y Geografía de Venezuela, escrita por el ingeniero y militar italiano Agustín Codazzi; el acta del primer censo de la República, de 1873; un ejemplar de cada uno de los principales periódicos que circulaban en el país, y además las constituciones de los años 1857, 1858, 1864, y 1874; un plano de Caracas; y la copia del Acta de la Independencia del 5 de julio de 1811.



Es necesario acotar que la estatua cuando fue enviada desde Europa, estaba desarmada en quince cajas, en el bergantín danés Thora, que encalló en el archipiélago de los Roques; y para recuperarla se necesitó tiempo, esfuerzo y dinero; llegando finalmente el monumento al puerto de la Guaira, Edo. Vargas, en la goleta Cisne. Se tenía prevista la inauguración para el 28 de octubre, día de San Simón, pero a raíz de aquel accidente, se trasladó la fecha para el 7 de noviembre.
Una vez superado todo aquel percance, el acto de inauguración se llevó a cabo una gran celebración, donde participaron personajes ilustres y el pueblo caraqueño; el discurso de Guzmán Blanco fue breve y concluyó con las siguientes palabras: “¡Viva Venezuela! ¡Viva la causa de abril! ¡Viva la paz de la República!”. Después comenzó el repique de campanas provenientes de la Catedral de Caracas y demás Iglesias aledañas; y cerró el acto con los 21 cañonazos; así se le rendía tributo aquel sábado 7 de noviembre de 1874, al Padre de la Patria.

La estatua ecuestre del Libertador Simón Bolívar fue declarada Monumento Histórico Nacional en la Gaceta Oficial, decreto Nº 25.894 del 21 de febrero de 1959.



 




Lic.  Sonia Verenzuela T.

2015


Fuentes consultadas:



Rondón Marquez, Rafael Ángel: Guzmán Blanco: "el autócrata civilizador"; parábola de los partidos políticos tradicionales en la historia de Venezuela (datos para cien años de historia nacional), Tip. Garrido, 1944.
Fotografías:
CARO 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario